¿Qué debemos hacer antes y después de un viaje largo? 

Para los viajes por carretera, ya sean largos o no, es importante asegurarnos que nuestro vehículo esté en óptimas condiciones no sólo para garantizar tu seguridad y la de tus pasajeros, sino también para evitar contratiempos y averías en el camino. 

A continuación, te contamos algunos consejos que debes seguir antes y sobre todo, después del viaje. 

1. Revisar los neumáticos

Antes de salir de viaje, verifica la presión de inflado de tus neumáticos y asegúrate de que estén en buen estado. Comprueba el desgaste de la banda de rodadura y, si es necesario, considera el reemplazo de los neumáticos desgastados. También es importante en caso de que tu coche lleve neumático de repuesto, verificar que esté inflado y en buen estado. En caso de que tu vehículo no lleve neumáticos de repuesto considera llevar las herramientas necesarias para cambiarle en caso de un pinchazo.
Al finalizar el viaje es aconsejable revisar de nuevo los neumáticos y si es necesario rotarlos para asegurar un desgaste uniforme y prolongar su vida útil.

2. Verifica los líquidos

Comprueba los niveles de los diferentes líquidos de tu vehículo, como el aceite del motor, el refrigerante, el líquido de frenos y el líquido limpiaparabrisas. Si es necesario, rellénalos o cámbialos según lo recomendado por el fabricante. Esto ayudará a mantener el funcionamiento adecuado de tu vehículo durante el viaje. Tras el viaje, revisa nuevamente los niveles de líquidos, incluyendo aceite, líquido de frenos, líquido refrigerante y dirección asistida. Ajusta los niveles según sea necesario.

3. Comprueba el sistema de frenos

Los frenos son fundamentales en términos de seguridad, especialmente en viajes largos. Realiza una inspección visual de las pastillas de freno para asegurarte de que no estén desgastadas. Si escuchas ruidos extraños o sientes vibraciones al frenar, es recomendable traer tu vehículo al taller para una revisión más detallada. 

4. Revisa las luces

Asegúrate de que todas las luces de tu vehículo estén funcionando correctamente. Esto incluye las luces traseras, delanteras, intermitentes y las luces de freno. Un buen funcionamiento de las luces es esencial para la visibilidad. 

5. Realiza un cambio de aceite

Si se acerca la fecha o el kilometraje para el cambio de aceite, es mejor hacerlo antes de salir de viaje. Un aceite limpio y fresco ayudará a que el motor funcione de manera más eficiente y reducirá el riesgo de averías durante el viaje.

6. Lleva un kit de emergencia

Antes de partir, prepara un kit de emergencia que incluya elementos básicos como un botiquín de primeros auxilios, herramientas básicas, cables de arranque, linterna, agua y alimentos no perecederos. 

Antes y después de un viaje largo, es fundamental realizar un mantenimiento general y  adecuado en tu vehículo para garantizar tu seguridad y evitar imprevistos en el camino. Sigue nuestros consejos y, si tienes alguna duda o necesitas ayuda adicional, no dudes en preguntarnos. Recuerda que con tu vehículo en buen estado, podrás disfrutar de un viaje sin preocupaciones y llegar a tu destino de forma segura.

Imagen de una furgoneta con maletas preparado para un viaje
Scroll al inicio